Masa Muscular

La Masa Muscular, es ese amigo aliado del control de la báscula… y la razón de existir de dos grandes mitos:

  • Los flacos pata hueca
  • Los gordos de metabolismo lento

Nuevamente usaremos la balanza del «peso estable»:

¡Mueve la balanza a voluntad!
Balanza en equilibrio

Pero… que pasa con la «gorda de metabolismo lento» esa persona que tiene obesidad por sus malos hábitos y NO por razones hormonales, o por alguna alteración REAL de su metabolismo, como un problema de tiroides.

La mayoría de las personas que se acusan de tener un metabolismo lento, NUNCA se han hecho un análisis perfil tiroideo y el 99.9% de las personas que se lo hacen por que creen que es el origen de la obesidad, NO tienen problemas de tiroides.

Lo mismo pasa con las personas que creen que es culpa de sus hormonas. Solo que en este caso, el porcentaje baja a solo el 98%. Así que, si crees que tienes «metabolismo lento» pero no te han realizado un perfil hormonal, tus posibilidades de que la obesidad tenga un origen hormonal es solo del 2%

¿Metabolismo lento, o poca masa muscular?

Veamos si en este diagrama de la clásica chica «de metabolismo lento» cumple con todo lo que regularmente le aqueja:

Poca Masa Muscular, facilidad para subir de peso con poca ingesta de comida y dificultad de bajar aun haciendo ejercicio.
Diagrama de una balanza de comida, ejercicio y masa muscular de una persona que se queja de tener «metabolismo lento»

El diagrama expone las características clásicas de una persona que se acusa de tener «metabolismo lento»

  • ¡Solo necesito comerme una oblea para subir de peso!
  • ¡Por más ejercicio que hago, no logro bajar!
  • ¡Claríto siento que con solo pasar frente al puesto de comida ya se me subieron las calorías!
  • ¡El instructor del gimnasio me quiere matar con ejercicios que NO puedo hacer!
  • ¡El nutriólogo me quiere matar de hambre!

Pero… Si vemos la balanza, podremos entender con relativa facilidad varios de los porqués.

Poca Masa Muscular, Basta un pequeño incremento en la comida ingerida para que ocurra un aumento de peso.
Basta un pequeño incremento en la comida ingerida para que ocurra un aumento de peso.

Ahora, supongamos que nuestra amiga se fue de vacaciones o se tomó un descanso por enfermedad y su actividad diario disminuyó.

Poca Masa Muscular, Basta disminuir la actividad diaria para que ocurra un aumento de peso.
Basta disminuir la actividad diaria para que ocurra un aumento de peso.

Sí, tristemente, todos vamos a notar que nuestra amiga regresa con unos kilos de más.

Mi experiencia personal.

Cuando retomé el ejercicio, admito que primero logré eliminar parte de la obesidad con aparatología. Gracias Clinique d’ Ozono!!

Pero cuando comencé con el ejercicio, de verdad me costaba trabajo TODO!! Y era precisamente por que mi masa muscular ya había disminuido y cada paso, cada sentadilla, cada lagartija, la realizaba con unos músculos diminutos que sufrían al moverme junto con el sobrepeso.

Ahora, aun no logro mi peso «saludable» que acorde con las tablas de la secretaría de salud debe coquetear los 77 kilos, pero, la cantidad de músculo aumentó, la cantidad de grasa disminuyó y de a poco, dejé de ser ese mal llamado un «gordo de metabolismo lento» y espero que en los próximos meses o años, me consolide como un «flaco pata hueca».

Deja un comentario